El “gasolinazo” es el nuevo tema que tomó por sorpresa a muchos mexicanos en este año y que está siendo el centro de discordia entre el gobierno y los ciudadanos. Muchos mexicanos sienten como esta nueva medida del gobierno de aumentar el precio de la gasolina termina de afectar el ya golpeado bolsillo mexicano.

El “gasolinazo” es una medida que busca aumentar el precio de la gasolina hasta en un 20 por ciento, haciendo que la gasolina se encuentre en precios internacionales, como los que hay en otras naciones alrededor del mundo.

ver5

El impacto a corto plazo

El impacto a corto plazo del “gasolinazo” son los saqueos y las protestas que se han venido presentando en días recientes. Este tipo de actitudes por parte de la ciudadanía crea caos y una desestabilidad que preocupa a los empresarios, que procuran hacer negocios en espacios donde la ley y la paz sean norma.

Muchos negocios se han visto en la necesidad de cerrar sus puertas por algunos días y en algunos casos se han abstenido de trabajar, ya que en algunas regiones hay riesgo de agresión por parte de los manifestantes.

Un fuerte golpe al bolsillo

El bolsillo de los mexicanos ha estado siendo golpeado desde hace algunos meses gracias a la subida del valor del dólar con respecto al peso mexicano, lo que ha causado que el salario de los mexicanos se deprecie con el tiempo, y esto genera una cierta inflación de los precios de productos exportados del extranjero.

El golpe al bolsillo ha causado menos consumo por parte de la población en algunos mercados. Y ahora con un aumento de la gasolina, se cree muy probable que los mexicanos disminuyan su poder de compra. Las familias necesitan gasolina para movilizarse y pondrán como prioridad el pagar la gasolina a tener que comparar otras cosas que no pueden ser catalogadas como de primera necesidad.