El Plan de Acción 1997-2000 de ERPS se apoyará en redes y programas de investigación regional apoyados por el CIID. Durante estos tres años, el apoyo a la investigación se guiará primariamente por las cuatro áreas de investigación arriba descritas. Sin embargo, las fases específicas del programa evolucionarán con el tiempo.

El plan de acción para el Primer Año se basa en los logros de redes y programas de investigación ya establecidos y apoyados por el CIID en América Latina, África, Asia y Canadá. El Segundo Año y el Tercer Año harán que el programa adquiera  una mayor concentración en su cartera, acorde con las necesidades y prioridades de los países en desarrollo. ERPS se ha comprometido a expandir las consultas directas con los investigadores de países en desarrollo, formuladores de política y usuarios potenciales para asegurar la pertinencia del programa y guiar la asignación de recursos.

Se llevan a cabo regularmente consultas con investigadores, formuladores de política y socios canadienses e internacionales para discutir áreas de investigación y para identificar prioridades dentro del marco de ERPS. Se presta atención a las actividades de difusión y aplicación de  resultados de investigación y a las evaluaciones de factibilidad de iniciativas nuevas. Durante el curso del trienio, ERPS consolidará proyectos actuales de descentralización, permitiendo al programa centrar su atención en otros enfoques de reformas tales como la privatización, la focalización y los esquemas de protección social.

En el área de métodos y herramientas, el programa centrará su atención en la creación y difusión de métodos e indicadores selectos, teniendo en  cuenta los vacíos detectados durante el primer año. La preparación y prueba de los materiales de capacitación servirá de complemento a este trabajo. Las actividades sobre arreglos institucionales identificarán y apoyarán la investigación para tratar cuestiones institucionales relativas a las prácticas de reforma de política y puesta en práctica de programas en África, Asia y América Latina. El trabajo sobre determinantes de política complementará otros trabajos mediante el fortalecimiento de la dimensión cualitativa de la evaluación de política. Finalmente, se darán pasos para consolidar el apoyo a redes y programas regionales clave con objeto de asegurar su viabilidad a largo plazo.